sábado, 28 de diciembre de 2013

Adivinanzas de la abuela





Pienso y de pensar me vuelvo loca: ¿que parentezco me toca con la suegra de la mujer de mi hermano. ? ¿Usted lo sabe?.....

domingo, 15 de diciembre de 2013

¿ Qué regalaré a mis nietos esta Navidad?

Como ya tengo mucha edad para ir de tienda en tienda buscando el regalo apropiado para mis nietos, este año he pensado en algo mejor: hacer mis pedidos de regalos por internet y buscando he encontrado un sitio que la verdad he quedado encantada por todas las cosas lindas que tiene y sobre todo que  son de marca, de mucha garantía y que los pueden traer a casa, de esta manera no tengo  ni que moverme, solo escojo y ya. Esta tienda se llama Decoiluzion tienen maravillas , me han encantado unos hermosos cuadros para el dormitorio y tambien unas lindas muñecas, aunque hay tantas cosas que la verdad no se cual escoger. Ayúdenme ustedes por favor:











jueves, 12 de diciembre de 2013

Cuento de Navidad para niños: "El viaje accidentado de Papa Noel en Navidad"






El Viaje Accidentado de Papa Noel en Navidad

Llegó la Navidad a un pueblito muy lejano. muy lejano  donde  vivían cientos de familias que tenían muchos hijos. Allí la vida era muy dura,  pues el pueblo  quedaba en las alturas, casi rozando las nubes, había mucho frío y allí  casi nunca salía el sol.
Los niños en la época escolar  tenían que  sufrir mucho para ir al colegio, pues no había carreteras y se tenían que transportar en burros, o muchos de ellos  lo hacían a pie levantándose muy temprano para llegar a la hora al colegio.
En ese pueblo había una familia que tenia 3 hijos uno de 8 años, otro  de 6 y la más pequeña de  2 años. El de 8 años se llamaba  José Miguel,  el  de 6 años se llamaba Daniel  y  la mas pequeña Ana Sofía.
Eran niños muy buenos y ayudaban mucho a sus padres en las tareas del hogar, Jose Miguel se encargaba de guardar las 6  cabras que tenían  a la  5 de la tarde, hora en la que enfriaba más el día. Estas cabritas les proporcionaban la leche  para alimentarse.
Daniel no se portaba muy bien pues no  ayudaba mucho a su mamá ni en las tareas de la casa  ni  en cuidar a Ana Sofía.
El papá llamado José  se levantaba muy temprano, a las 6 de la mañana, y se iba   a trabajar. Cortaba madera para poderla vender y así traer el sustento a la familia.
Los niños estaban muy esperanzados con la venida de la Navidad, José Miguel le pidió a Papa Noel  que le traiga  un camión de madera, que tenga un asiento donde podría ir sentado a su colegio jalado por un  burro, Daniel  pidió más, un automóvil donde el pudiera ir sentado manejando a su colegio,  una pelota de colores , 5 cuentos para leer,una bolsa de caramelos, unos zapatos nuevos de color marrón y un tambor.
Los días pasaron y llegó la noche de Navidad. Todos se acostaron muy temprano   a la espera de que Papa Noel trajera sus pedidos.
Mientras tanto, Papa Noel  que venia en su carruaje jalado por unos renos, tuvo un accidente; como por ese lugar había mucha neblina y mucha lluvia,  no vio una piedra muy grande y se estrelló golpeándose mucho. Pero eso no le preocupaba, lo que sentía era que su bolsa que cargaba en la espalda  tenía todas las cartas de los niños de ese pueblo, y todas que ya las tenia arregladas, se ensuciaron de barro y nieve y Papa Noel no sabia ahora a quien pertenecían los pedidos. Pero no se preocupó mucho por ello  pues tenia muy buena memoria, así que se dirigió al pueblo y empezó a repartir los juguetes que le habían pedido. De esa manera llegó a la casa de nuestros amiguitos y leyó las cartas y como el sabe todo, de cómo se portan los niños,  fue muy justo en repartir los juguetes. A José Miguel le puso a los pies de su cama lo que le había pedido, pero Daniel   no se merecía lo que le había pedido así que le dejó un baldecito, y a la hermanita una muñeca.
Cuando se fue Papa Noel, Daniel que no se había dormido, casi le da un patatús al ver que no le había traído lo que el había pedido, así que ni corto ni perezoso hizo algo que estaba muy mal, se fue al sitio donde dormía José Miguel y le cambio el regalo, es decir a este le dio el baldecito y el se agarró el camión de madera. Pero como  a Papa Noel no se le escapa nada vio lo que había hecho Daniel y  despertó a la mama y le contó todo lo que había pasado.
A la mañana siguiente los niños  enseñaron las cosas que les había dejado Papa Noel, José Miguel sorprendido del regalo no dijo nada y se contentó con el baldecito mientras que Daniel con una sonrisa temblorosa enseñó a la mamá el camión que según él decía le había dejado Papa Noel. La mamá que ya sabía esto, le dijo a Daniel: ¿Estás seguro que eso te ha puesto Papa Noel?  No me estás mintiendo? Yo lo se todo…
Daniel no tuvo otra cosa que decir la verdad y entregó el camión a su hermano y prometió nunca más hacer eso. 
Desde ese momento se empezó a portar muy bien, fue muy buen alumno, y al año siguiente pidió a Papa Noel el carrito que quería y esta vez si se cumplió su deseo
Y colorín colorado este cuento se ha acabado.

Autor: Maria Luz Novoa



miércoles, 11 de diciembre de 2013

Adivinanzas para niños pequeños

Blanca por dentro, verde por fuera si quieres que te diga lo que es: espera

La pera

Tengo una larga melena
soy fuerte y muy veloz
Abro la boca muy grande
y doy miedo con mi voz    

ES: El león 


El roer es mi trabajo,
el queso mi aperitivo
y el gato ha sido siempre
mi mas temido enemigo
El ratón


domingo, 8 de diciembre de 2013

Un consejo para los niños inapetentes



Consejos para que los niños inapetentes coman toda la comida.






Les voy a contar algo que sin querer me ha dado muy buenos resultados. Un día tuve que quedarme  sola con mis nietas a la hora  del almuerzo y ellas de 5 y 7 años  son muy inapetentes y a sus papas no les gusta que yo intervenga y les de comer , cosa que me parece muy bien. Así  que usé la imaginación y les hice algo que me dio muy buen resultado y comieron toda la comida,  sin ayuda, ni diciéndoles ninguna palabra como: "coman, se enfria la comida, !no se entretengan etc., lo que hice fue algo muy sencillo:  cada vez que llenaban su cuchara con la comida y se lo llevaban a la boca; yo aplaudía muy seria y concentrada , y lo hacía cada vez que se llevaban la cuchara a la boca. Mis aplausos , sin decir palabra alguna, se intensificaban cuando veía que la cuchara iba llena a la boca y mis aplausos se hacían más débiles cuando llenaban poco la cuchara, y de esa manera  y en silencio comieron toda la comida. ( me valió la treta, )
Si ustedes tienen hijos inapetentes o se distraen mucho a la hora de comer, lo cual nos preocupa, prueben de hacer este pequeño sistema que me ha dado muy buenos resultados.Que tengan suerte.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

Páginas vistas en total