viernes, 31 de julio de 2015

Chistes de la abuela para niños





Un niño le preguntó a su padre: "¿Cómo nacieron las personas?" Así que su padre le dijo: Al comienzo de la existencia Adán y Eva hacen los bebés, a continuación, sus bebés se convirtieron en adultos y ellos hicieron mas bebés,  y  así sucesivamente." El niño entonces fue adonde su madre, y  le hizo la misma pregunta y ella le dijo: " al comienzo éramos monos  y desde entonces hemos evolucionado a ser como somos ahora." El niño corrió hacia su padre y le dijo: "Me mentiste!" Su padre le respondió: "No, tu madre estaba hablando de su lado de la familia." ja, ja, ja, ja, ....

Esposa: ". Yo me veo gorda ¿Me puedes dar un cumplido?"
Marido: "Si... que tienes una vista perfecta."

 Un hombre mata a un venado y se lo lleva a casa a cocinar para la cena. Tanto él como su esposa deciden que no le van a decir a los niños qué tipo de carne es, pero les darán una pista y dejarán que ellos adivinen. Asi  el padre les dice. Adivinen que carne es: les doy una pista: " es lo que mamá me llama a veces." La niña gritó a su hermano: "No lo comas. Es un imbécil!

 ¿Qué  le dijo un  elefante  a un hombre desnudo?  "¿Cómo puede respirar a través de algo tan pequeño?"

Había una  mamá  tan gorda que cuando ella fue a la playa una ballena nadaba y cantó: "Somos  de una misma  familia, a pesar de que usted es más gorda que yo."  ja, ja, ja,


lunes, 20 de julio de 2015

Cuento para niños : La historia del perro "Mozo"


                               
 LA HISTORIA DEL PERRO "MOZO"
                                                    


Había una vez una familia que estaba compuesta por el papa la mama y 4 hijos. Vivian en una bonita casa en el campo que tenia un hermoso jardín afuera. Un día salían a pasear cuando se encontraron con un hermoso perro que dormía en su jardín, el perro les movió la cola en señal de cariño, pero  los niños un poco asustados no se le acercaban porque era un hermoso perro grande pastor alemán y ellos no lo conocían y no sabían si era malo o no. Aparte ellos tenían en su casa una hermosa perra también de la misma raza.  Todos los días el perro amanecía  en el jardín de su casa y se quedaba todo el día allí.  En una oportunidad la familia se fue de paseo por días dejando al perro en el jardín y al regresar el perro seguía allí.  Pero en la noche el perro  desaparecía. A la mañana siguiente  se asomaban a la ventana y cual no seria su  sorpresa al ver nuevamente al perro sentado en el jardín, los niños no sabían como se llamaba ni de donde provenía el perro. Pero de pronto ya el perro no desaparecía, sino que se quedaba de día y de noche en el jardín y se quedaba allí todo el día., tanto así que los niños empezaron a alimentarlo le sacaban un plato de comida  que el perro comía con mucho agrado. A uno de los niños se le ocurrió ponerle alrededor del cuello  un papel que decía  “ por favor este perro viene todos los días a nuestra casa, decir como se llama”. El perro al día siguiente volvía otra vez pero sin el papel o sea que los niños no sabían de donde venía. Pero como esto ocurría todo los días decidieron abrirle la puerta y que entrara a la casa, ellos no sabía de quien sería el  fino perro, el hermoso animal gustoso lo hizo y desde ese momento no volvió a salir de la casa y se encariñó con la perra que tenían los niños que se llamaba Moza  y como los niños no sabían el nombre del perro le pusieron de nombre “Mozo”. Así transcurrieron los días, los meses y el perro se quedó a vivir en la casa de los niños. Ellos  cuando salían  a hacer una visita a los abuelos dejaban al perro afuera pero éste perseguía al carro hasta que  desaparecía de su vista. Pero algo que no les he contado el perro llegó a tener sus hijitos con la Moza la perra que tenían ellos  y todo era felicidad.
 Un día el perro desapareció  los niños se preocuparon mucho pero no hubo nada que hacer , el perro  no estaba y así pasaron los dias… las semanas y el perro no regresaba, había desaparecido.
Transcurrido un buen tiempo los niños que se habían apenado mucho con la desaparición del perro, se conformaron y lo olvidaron.
Un buen día los niños fueron de paseo por el campo y cual no sería su sorpresa al ver por un camino hacia un cerro al Mozo que lo tenía una mujer campesina. Pararon el carro y llamaron al perro y éste se acercó donde ellos moviendo la cola. La mujer preguntó de donde conocían al perro que era de ella que había desaparecido un buen tiempo pero después había regresado  a estar en su casa  incluso tenía con su perra 6 cachorritos. Los chicos soltaron una carcajada y le dijeron a la mujer que este perro en la casa de ellos tenia también con la perra de ellos 6 cachorritos pero que los había abandonado.
Y así termina la historia de este perro que había sido un “don Juan” que había tenido dos familias .

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

Páginas vistas en total