jueves, 31 de mayo de 2012

Adivinanzas de la abuela para niños



¿ Quien adivina estas adivinanzas? ...Si los niños o los grandes !!!!!

1.- ¿Cuál es la estrella que no brilla?

2.- ¿Qué dice un perro bajo un árbol de Navidad?

3.- Es algo que crece en el mar, pero no es ni planta ni pez.

4.-Pasa a través de la ventana cerrada sin romperla.

5.- Tiene dientes y no murde.

6.- ¿Cuál es el animal que camina con los pies en la cabeza?

7.- Se puede tomar sólo con los ojos cerrados.

8.- Corre y salta de aquí para allá pero no tiene piernas.

9.- Se le planta pero no crece

10.- Son dos ventanas abiertas durante el día y cerradas en la noche.

11.- Habla pero no tiene voz.

12.- Hace como un león, tiene los dientes de un león, las garras de un león, la cola de un león, pero no es un
        león.

13.-¿Quién pende su vida de un hilo?

14.- No es el cuello, pero siempre está en mi cabeza.

15.- ¿ Quién pasa el día comiendo, bebiendo, fumando, riendo y hablando?

16.- Adan y Eva no los tuvo, pero desde entonces todo el mundo los tiene.


    RESPUESTAS:

1.- La estrella de mar

2.-"Por fín hay luz en el baño"

3.- El coral

4.- La luz

5.- El peine

6.- Los piojos

7.- El sueño

8.- La pelota

9.- El clavo

10.- Los ojos

11.- La carta

12.- La leona

13.- La araña

14.- La almohada

15.- La boca

16.- Los padres.

lunes, 28 de mayo de 2012

Cuento educativo de la abuela: La cara perfecta




Qué importante es estar alegre y sonriente, una carita feliz contagia  alegría a los demás



 LA CARA PERFECTA

Había una vez un muñeco de papel que no tenía cara. Estaba perfectamente recortado y pintado por todo el cuerpo, excepto por la cara. Pero tenía un lápiz en su mano, así que podía elegir qué tipo de cara iba a tener ¡Menuda suerte! Por eso pasaba el día preguntando a quien se encontraba:
- ¿Cómo es una cara perfecta?
- Una que tenga un gran pico - respondieron los pájaros.
- No. No, que no tenga pico -dijeron los árboles-. La cara perfecta está llena de hojas.
- Olvida el pico y las hojas -interrumpieron las flores- Si quieres una cara perfecta, tú llénala de colores.
Y así, todos los que encontró, fueran animales, ríos o montañas, le animaron a llenar su cara con sus propias formas y colores. Pero cuando el muñeco se dibujó pico, hojas, colores, pelo, arena y mil cosas más, resultó que a ninguno le gustó aquella cara ¡Y ya no podía borrarla!
Y pensando en la oportunidad que había perdido de tener una cara perfecta, el muñeco pasaba los días llorando.
- Yo solo quería una cara que le gustara a todo el mundo- decía-. Y mira qué desastre.
Un día, una nubecilla escuchó sus quejas y se acercó a hablar con él:
- ¡Hola, muñeco! Creo que puedo ayudarte. Como soy una nube y no tengo forma, puedo poner la cara que quieras ¿Qué te parece si voy cambiando de cara hasta encontrar una que te guste? Seguro que podemos arreglarte un poco.
Al muñeco le encantó la idea, y la nube hizo para él todo tipo de caras. Pero ninguna era lo suficientemente perfecta.
- No importa- dijo el muñeco al despedirse- has sido una amiga estupenda.
Y le dio un abrazo tan grande, que la nube sonrió de extremo a extremo, feliz por haber ayudado. Entonces, en ese mismo momento, el muñeco dijo:
- ¡Esa! ¡Esa es la cara que quiero! ¡Es una cara perfecta!
- ¿Cuál dices? - preguntó la nube extrañada - Pero si ahora no he hecho nada...
- Que sí, que sí. Es esa que pones cuando te doy una abrazo... ¡O te hago cosquillas! ¡Mira!
La nube se dio por fin cuenta de que se refería a su gran sonrisa. Y juntos tomaron el lápiz para dibujar al muñeco de papel una sonrisa enorme que pasara diez veces por encima de picos, pelos, colores y hojas.
Y, efectivamente, aquella cara era la única que gustaba a todo el mundo, porque tenía el ingrediente secreto de las caras perfectas: una gran sonrisa que no se borraba jamá

Fuente: Cuentos para dormir
Autor Pedro Pablo Sacristán

viernes, 25 de mayo de 2012

Poesía a la abuelita






                                                                       MI ABUELITA

Sentada se pasa
horas y horas y horas
no molesta a nadie
y es una reliquia que guarda mi casa.

Tiene los cabellos
blancos cual la nieve,
mi mano a tocarlos
casi no se atreve.

Me cuenta leyendas
de tiempos pasados,
y dice que entonces eran los niñitos
mucho más juiciosos
y muy aplicados.

Yo la quiero mucho,
¡pues me quiere tanto!
y este ramillete de fragantes flores
es para abuelita
porque hoy es su Santo.

       (Teodoro Palacios)

jueves, 24 de mayo de 2012

Poesias para niños de la abuela: El sapito glo glo glo





EL SAPITO GLO GLO GLO 

Nadie sabe donde vive.
Nadie en la casa lo vió.
Pero todos escuchamos
al sapito: glo...glo...glo...

¿Vivirá en la chimenea?
¿Donde diablos se escondió?
¿Dónde canta cuando llueve?
el sapito: glo...glo...glo...?

¿Vive acaso en la azotea?
¿Se ha metido en un rincón?
¿Está debajo de la cama?
¿vive oculto en una flor?

Nadie sabe donde vive,
nadie en la casa lo vió.
Pero todos lo escuchamos
cuando llueve: glo..glo..glo..

     (José S. Tallon)

martes, 22 de mayo de 2012

Muñecas de trapo muy originales


Somos dos pequeñas amigas de la abuela  Nos han dicho que nos van a dar como regalo a unas niñitas, sabemos quienes son así que estamos muy contentas y seguro la vamos a pasar bien. Nuestros nombres son: Stephany (la rubia) y Mary Paz l (la pelirroja)
Estamos confeccionadas totalmente a mano, desde el pelo hasta los zapatos y con materiales no tóxicos .Si les gustamos pregunten a la abuela











jueves, 17 de mayo de 2012

Chistes de abuelas y abuelos para divertirse






Tal vez usted sabe por qué las mujeres mayores de sesenta años no pueden tener hijos?
Porque los ponen en un sitio y después se olvidan donde los dejaron


Yo no sabía si mi nieta había aprendido los colores, así que decidí ponerla a prueba. Le señalaba una cosa y le preguntaba de que color era. Ella siempre estaba en lo cierto  me decía correctamente el color. Esto fue divertido para mí así que continué. Por fin mi nieta se dirigió a la puerta diciéndome con sabiduría “ Abuela creo que deberías tratar de averiguar los colores por ti misma”


  Un hombre de 110 años de edad , está teniendo su chequeo anual. El doctor le pregunta como se siente: “Nunca me he sentido mejor” responde. Tengo una novia de 18 años, quien está embarazada de mi hijo. ¿Qué piensa usted de eso?
El doctor piensa por un momento y dice:  “déjeme que le cuente una historia : Conozco a un tipo que es un ávido cazador. El nunca se pierde  una temporada, pero un día él está un poco de prisa y sin querer agarra su paraguas en vez de su arma. Cuando está caminando en el bosque cerca de un arroyo de repente ve a un castor en unos matorrales frente a él, El levanta su paraguas, le apunta al castor, aprieta el mando de su arma y ¡pum! El castor cae muerto frente a él”
“Eso es imposible”, dijo el anciano con incredulidad, “alguien tiene que haber disparado al castor”
“Exactamente “ eso contesta a su pregunta” dijo el médico 


Dos señoras de edad eran amigas desde hace muchas décadas. Durante todos esos años habían compartido todo tipo de actividades y aventuras. Últimamente sus actividades se habían limitado a jugar cartas un par de veces a la semana. Un día estaban jugando a las cartas cuando una mira a la otra y le dice: “Ahora no te enojes conmigo, sé que hemos sido amigas durante mucho tiempo, pero ahora no se que pasa pienso y pienso en tu nombre y no lo puedo recordar, por favor dime ¿cómo te llamas?
Su amiga la miró. Por lo menos se quedó 3 minutos mirándola finalmente dijo : “¿Con qué rapidez lo necesitas saber?





martes, 15 de mayo de 2012

¿ Qué significa ser unos buenos abuelos?





Gozar de la gran oportunidad de establecer con los nietos una relación privilegiada basada en el afecto, la confianza mutua y la comunicación abierta dirigida a crear unas relaciones que nos hagan sentir bien a ellos y a nosotros. Los abuelos tienen la posibilidad y las ocasiones de alabar a sus nietos, buscando lo que hacen bien para validarles, en lugar de criticar lo que hacen mal. Comparten la importancia de enfocar la atención en buscar soluciones en lugar de fijarse en lo negativo de los problemas. Ser abuelo es una experiencia única, que nos permite revivir la paternidad de una forma más relajada, sin tantas exigencias y con una mayor libertad.

En España, la mayoría de las abuelas cuidan felices a sus nietos





Recogen a sus nietos de la guardería, les dan de merendar, sacrifican su tiempo por ellos y son la mejor herramienta con la que cuentan los padres ante las dificultades para conciliar vida laboral y familiar. Son, en la mayoría de los casos, abuelas amorosas dispuestas a ayudar. Pero también se cansan. Aunque para el 18% de las abuelas de la región encargadas de cuidar a sus nietos, esta tarea es más una obligación que otra cosa. Es más, a la mitad de ellas (el 9%), dicha actividad no le reporta ningún placer
Eso sí, prevalecen las abuelas entusiastas a la hora de acoger a sus nietos (82%). Incluso las de edad avanzada. Dos de cada tres abuelas mayores de 75 años dicen que no se cansan de los pequeños y que preferirían atenderlos aun cuando sus padres pudieran hacerlo. Así lo revela un estudio de la Universidad Autónoma de la socióloga Lourdes Pérez Ortiz con entrevistas a 600 abuelas.

jueves, 10 de mayo de 2012

¿Quien es tu amigo?




Tu amigo es: El que siendo leal y sincero, te comprende.
El que te acepta como eres y tiene fe en tí.
El que sin envidia reconoce tus valores, te estimula y elogia sin adularte.
El que te ayuda desinteresadamente y no abusa de tu bondad.
El que con sabios consejos te ayuda a construir y pulir tu personalidad.
El que goza con las sutiles alegrías que llegan a tu corazón
El que sin penetrar en tu intimidad, trata de conocer tu dificultad para ayudarte.
El que sin herirte te aclara lo que entendiste mal o te saca del error. El que levanta tu ánimo cuando estás caído.
El que con sus cuidados y atenciones, quiere menguar el dolor de tu enfermedad.
El que te perdona con generosidad, olvidando tu ofensa. El que ve en ti un ser humano con alegrías, esperanzas, debilidades y luchas.
Este es el amigo verdadero, que con su amor da la evidencia de que conoce a Dios a través de sus hermanos. Si lo descubres, consérvalo como un tesoro. (Teresita Atehortua)

martes, 8 de mayo de 2012

Carta de una nieta a su abuela por el día de la madre






Yo tengo una abuelita y un abuelito, y soy muy feliz por eso. Todos los fines de semana los vamos a visitar. Mi abuelito es serio pero solo le faltan alas para ser un angelito. Mi abuelita es alegre y muy juguetona, me da muchos abrazos y nos cuenta cuentos, y también historias  . Ellos ni se imaginan cuanto los quiero. Como ya se acerca el día de la madre quiero desearle  a mi abuelita que tenga un día feliz rodeada de sus hijos y nietos y darle como regalo todo mi corazón.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

Páginas vistas en total