Mostrando entradas con la etiqueta La historia de Carmín. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta La historia de Carmín. Mostrar todas las entradas

jueves, 14 de julio de 2011

La historia de Carmín



Había una vez una joven madre de nombre Carmín, que vivía en un pueblito pequeño con su marido, sus 3 hijas , un perro y una empleada que iba todos los dias y la ayudaba en las tareas del hogar. Carmín  se encargaba de vestir y llevar a sus hijas al colegio , de hacer las tareas de casa y hacer las compras.
Iba todos los días al mercado, y siempre se preocupaba por comprar los alimentos de la mejor calidad.
En el mercado del pueblo había un vendedor que tenía la mejor fruta y todos le compraban, Carmín también lo hacía, sin imaginar que ese vendedor que se llamaba Tomás le había echado el ojo es decir se había fijado en ella. Carmín por supuesto no se había dado cuenta, tomaba como amabilidad sus atenciones, que la atendiera primero y algunas veces se ofrecía a llevarle la fruta a su casa a cambio de periódicos antiguos que necesitaba para su negocio. Así transcurrió el tiempo, Carmín no sabía de las intenciones de ese vendedor…Algunas veces cuando Carmín regaba el jardín de su casa este individuo se le acercaba y le hacía conversación, cosa que a Carmín no le hacía gracia pero tampoco se imaginaba que esta persona tenía otras intenciones.

Poco a poco se fué acentuando el acoso  que Carmín advirtió y quiso poner fín a esta situación porque ella ya se estaba dando cuenta de que el comportamiento del vendedor Tomás era algo más que simple amabilidad. Y algo  que a Carmín le preocupó, es que este individuo tenia ese comportamiento con ella cuando había personas de por medio, y que quería hacer notar que sus “amabilidades” eran porque tenía confianza con ella. Como no había forma de hablar a solas con él para increparle de su comportamiento porque estaba a las claras que quería demostrar a sus amistades que había algo más que una simple amabilidad con Carmín cosa que era completamente falso esto llegó a preocupar mucho a Carmín que era muy tímida, a tal punto que llegó a enfermar del sistema nervioso. Ella tenía como obsesión de que terminara lo mas pronto ese acoso. Tenía miedo de contárselo a su marido porque este tenía mal genio y hubiera empeorado la situación. ¡Que error!
Un día Carmín le dijo al frutero que quería hablar con él y lo citó en una Iglesia y cuando llegó, este le dijo que allí no se podía hablar y aprovechando de la situación  él le dijo que conocía un lugar mejor y tranquilo para hablar. Ella en ese momento ya creía que era el demonio, porque ella ya no estaba en su sano juicio, pero aceptó para ya terminar con ese asunto que la había llegado a preocupar tanto.
Fueron al lugar que él conocía , era una especie de restaurante.. Carmín le increpó y le dijo que dejara de fastidiarla, el le dijo que se había enamorado de ella, ante tal declaración ella le dijo que así fuera el Santo Padre ella no estaba dispuesta a escuchar semejante propuesta y que dejara inmediatamente de acosarla porque se vería obligada a tomar otras medidas. Al ver en ella un auténtico desprecio Tomás se quedó humillado y decidió vengarse. Propagó por todos los medios que él tenía una especie de relación con ella, que ella se entendía con él. Ella no sabía lo que él decía porque eran de mundos totalmente diferentes, pero después ella por una vendedora cercana a él se enteró. Muchos lo creyeron ; se vengó de ella por despecho y por sentirse humillado.
 A los dos dias siguientes de esa conversación Carmin, junto con su esposo e hijos se fueron todo un dia a la playa y al regresar a casa  se dieron cuenta que habia entrado un ladrón o ladrones y se habian llevado  casi todas las cosas de valor que en su casa tenía como máquinas de coser a la que ella se dedicaba a un negocio con una amiga. Fue tan grande su susto y como ya ella esta mal de los nervios pensó que amigos de este frutero habian sido los causantes del robo, asi que ya enferma de los nervios pidió a una amiga le preste una carabina y se quedó toda la noche en la ventana que daba a su jardin esperando que regresarían los ladrones por lo que habia quedado y asi poco a poco Carmín enfermo de los nervios.
Carmín como tenía muy fuerte los principios de moral no quiso tocar jamás ese tema , pero le hicieron mucho daño que dudaran de su reputación.
Pero la justicia siempre llega, cierto día el frutero Tomás murió no se supo si de una enfermedad o de un accidente, y debe haberse ido al infierno porque nunca dijo la verdad.O tal vez Dios lo perdonaría si al momento de morir dijo la verdad.
En cambio a Carmín Dios la premió, vivió feliz con su marido tuvo dos hijos mas, sanó de la depresión y vivió muy feliz.


Y colorín colorado este cuento se ha acabado.

Moraleja: Cuando tengan un problema que no puedan resolver pidan ayuda a alguien quien las quiera
para que las ayude. y...



Si la quieres y recuerdas  con cariño
y conoces a esa amiga  mas que nadie,
mas vale escuchar sus verdades e inocencia,
Por mas que las circunstancias la incriminen
de las mentiras que se hicieron por venganza.

No en vano llegó a perder  la conciencia
y se alejó de todos por tristeza
pero ahora ya repuesta ha olvidado
esa prueba que infeliz le dio el destino

Pero como todo en esta vida
tarde o temprano se sabe la verdad
Carmin siempre tuvo, lo tiene y lo tendrá
Un comportamiento ejemplar, que nadie puede objetar.




Fuente: Rosa Pérez

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

Páginas vistas en total