miércoles, 23 de abril de 2014

Poema para niños: El gato









             EL GATO 

Mi gato pequeño va siempre con sueño
y duerme de día,
acaso pensando, con gran alegría
en todas las ratas que va a manducar..

Se  tiende a la orilla
del fuego que brilla
y allí ronronea,
y, en tanto que el fuego brillante chispea,
el gato dormido se pone a roncar.

Después de algún rato,
miau, maiu, dice el gato.
Se lame el bigote
si escucha el chillido de algún pericote
que allí en la despensa corriendo pasó.

De noche, en acecho
está bien derecho
ni duerme ni chilla;
si pasa una rata, al tiro la pilla
le clava las garras y ¡zas!... ¡la mató!

(Antonio Bórquez Solaz)

    (Salvador Rueda)

jueves, 3 de abril de 2014

Poema recordado por la abuela: ROSAS BLANCAS

        



ROSAS BLANCAS

No cortes, niña, aquellas blancas rosas,
que si del tronco sin piedad las quitas,
tanto como hoy hermosas,
mañana, niña, las verás marchitas.

Cuídalas con empeño,
como cuida tu madre tu existencia,
como cuidan los angeles tus sueños,
tus sueños de inocencia...

Son ellas una imágen de la vida;
cada nueva ilusión desvanecida
es una rosa blanca
que  de nuestra alma el infortunio arranca.

(Josué Carducci.)

domingo, 30 de marzo de 2014

Versos de niños: La casa de mis muñecas




LA CASA DE MIS MUÑECAS

Mi casita de muñecas
parece una enfermería
¡Qué racha de enfermedades!
¡Cuànto gastar en botica!

Marilú tiene las piernas
cortadas por las rodillas.
El torpe de mi hermanito
no ve por donde patina...
y ayer...¡qué cosa más triste!:
la pisó a la pobrecita.

Dora, la de los ojos celestes
y,de melena retinta
-la melena, que era gloria
y orgullo de su mamita,
cayó en las garras del gato
mientras yo esta dormida,
y le dejó la cabeza
como una bocha, al mandinga.

Florcita.. Yo no me explico
lo que pasó con Florcita,
La puse ayer de mañana
debajo de la canilla,-
porque no es propio que tenga
la cara sucia una niña,
y estaba,de chocolate,
la pobre,que daba risa,
le dí jabón y cepillo,
la enjuagué con agua tibia...
Y estoy temiendo que el baño
le sentó mal a Florcita.

Perdió el brillo de los ojos,
el carmín de las mejillas...
Y aunque la metí en la cama,
con porrón y abrigadita,
sigue mi pobre muñeca
tristona y descolorida.

¡Las hijas!, ¡ ay,que trabajo,
Señor,que nos dan las hijas!
 ---------
(Alberto Larrán de Vere.)


    Nota: La casa de juguete para niños la pueden adquirir en Decoiluzión la tienda online que tiene de todo para sus niños y lo mejor todavía se los llevan a su casa.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

Páginas vistas en total