domingo, 15 de febrero de 2015

Chistes graciosos para niños pequeños






Una señora fue  a un relojero y pone a su mascota en el mostrador y dice:
- Puede ver a mi perro.?
- Pero, pero, pero ¿para qué señora?
- Para que  usted vea lo que tiene. Se detiene cada cinco minutos .


Un vampiro entra en un bar.
- Me gustaría un vaso de sangre, por favor.
- Usted tiene alguna preferencia? -pregunta el camarero.
- No, no, no, siempre y cuando sea fresca.
Cinco minutos más tarde, un segundo vampiro llega
- Me gustaría un vaso de sangre,  del Grupo B, por favor.
Y el camarero  dice:
- Um, um, veo que usted señor es un experto


En un parque había una  ardilla delante de un signo de no estacionamiento.
Se acerca un oficial de policía y le advierte:
- Oye, quieres una multa?
Y la ardilla responde:
Oh, si no te importa, preferiría una nuez!

Un perrito joven le pregunta a su padre:
- Papá, papá, dime la verdad, papá, papá. ¿Cuál es mi nombre real?:
"Siéntate" o "Dar la pata"?

La Sabana está en llamas. Todos huyen del fuego, los animales galopan hacia el  sur., y se ayudan
 Un elefante llevaba un pequeño ratón en su espalda.
Después de un cuarto de hora  de caminata el ratoncito dice:
- Vamos, cambiamos!

jueves, 15 de enero de 2015

Poesía para niños: El loro enfermo



EL LORO ENFERMO

En una casa una vez
varios ladrones entraron,
y de aquello que allí había
arreáronse con tanto,
que sólo un reloj muy viejo,
otros tres o cuatro trastos,
los cacharros de cocina,
el cesto y el mobiliario
y un loro muy delgaducho
en una jaula encerrado
en la desdichada casa
fué sólo lo que dejaron.
Ocultaron el botín
en varios y grandes sacos,
e iban a marcharse ya
por temor de ser hallados,
cuando díjoles el jefe
que los mandaba:
- Muchachos,
¿ no dejáis nada que valga?
-no- respondieron los cacos-
Es decir - apuntó uno,
allá dentro de ese cuarto
queda un loro en una jaula,
pero no vale un centavo,
¡tiene una cara muy fea!
Oyó el loro tal agravio
y como  en la cuenta estaba,
sin duda, de que era guapo,
no pasó por lo de ser
su rostro tan desgraciado y contestó:
-¡Caracoles,
ten en cuenta que estoy  malo

(Autor desconocido)

domingo, 4 de enero de 2015

Canción de la abuela EL SEÑOR DON GATO



EL SEÑOR DON GATO

Estaba el señor don gato,
estaba el señor don gato
en silla de oro sentado,
miau. miau, mirrimiau,
en silla de oro sentado,
calzando medias de seda
y zapatito dorado,
cuando llegó la noticia
que había de ser casado
con una gatita parda
hija de un gato romano.
El gato, con la alegría 
subió a bailar al tejado
más con un palo le dieron,
 y,rodando, vino hacia abajo.
Se rompió siete costillas
y la puntita del rabo.
Llamaron a los doctores,
médicos y cirujanos;
mataron siete gallinas
y le dieron de aquel caldo.
Le llevaron a enterrar
al pobrecito don gato,
y le llevaban en hombros
cuatro gatos colorados.
Sobre la cajita iban
siete ratones bailando
al ver que se había muerto
aquel enemigo malo.

(Autor desconocido)

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

Páginas vistas en total