sábado, 27 de agosto de 2016

El cuento de la mariposa


EL CUENTO DE LA MARIPOSA






Había una vez una niña llamada Anita que estaba jugando tranquilamente con sus muñecas en su habitación cuando de repente vio una pequeña oruga que se movía muy lentamente,  al borde de la ventana, se acercó para ver mejor y le llamó la atención sus colores y su cuerpo peludo , asi que decidió poner la oruga en un frasco y guardarla. Al llegar a la cocina,  le preguntó a su padre como debía alimentar a su oruga  y su padre le dijo que buscara unas hojas de plantas y que eso podría ser su alimento. La niña también  hizo unos pequeños agujeros en la tapa para que no le faltara aire  a su oruga
A la mañana siguiente, Alexia volvió a mirar a la oruga mientras se vestía para ir a la escuela. Al caer la tarde, se apresuró dejó su maletín y se apoyó en el frasco.
- Pero .no había  nada!
La pequeña bestia parecía haber desaparecido mientras Alexia inspeccionaba cuidadosamente el frasco. Incluso lo agitó, pero no se encontró nada. Ella entonces se dio cuenta de que una cosa divertida aparecía en el frasco. Todo era blanco,  muy raro .
Antes de dormirse, Alexia tenía el hábito de leer  un libro en su cama acogedora. Esa noche, ella estaba menos concentrada en su lectura. a menudo miraba el frasco que lo tenia  en su mesita de noche, pero no pasaba nada. Cuando llegó el momento, sus padres le desearon buenas noches y apagaron la luz.
Por la mañana, cuando Alexia abrió sus hermosos ojos, lo primero que hizo fue mirar el frasco. Y allí, oh sorpresa,  descubrió una mariposa la cual revoloteada en el interior del frasco,  asi que Alexia  se apiadó de ella y abrió las persianas, la ventana de su habitación y, finalmente, el frasco. La mariposa con gracia saltó en el aire, hacia el jardín. Alexia se sintió feliz de haber conocido como nacía una mariposa. Y colorín colorado esta historia ha terminado

viernes, 18 de marzo de 2016

Si usted tiene nietos considere este artículo como importante y tómelo en cuenta








 Uno de los regalos más importantes que usted puede dar a sus nietos es la  gratitud. Según una investigación se ha demostrado que los niños que practican la gratitud tienen mas satisfacción en sus vidas, tienen fuertes relaciones con los compañeros y familiares, tienen promedios más altos, y están menos deprimidos. Y lo que pasa con la gratitud es, se puede aprender a cualquier edad." Así que si sus nietos son tres o 15, se les puede enseñar a ser agradecidos.
. A continuación, sugerencias que pueden enseñar a sus nietos sobre la gratitud:
1. Establecer límites en los regalos - Siempre es divertido  dar a sus nietos regalos,  pero éstos deben ser dentro de lo razonable. Se puede escoger entre  una cosa que necesiten, algunas cosas para leer, una cosa que quieran, y algunas cosas que se desgasten. De esa manera se limita juguetes, libros y ropa.  También se podría tener en cuenta: dar un regalo de experiencias, como ir al cine juntos o llevar a los niños a pasear en lugar de juguetes  ya que las experiencias son cien veces mejor". Los niños recordarán las experiencias  importantes como las vacaciones,  pasarán felices el presente por ser conscientes en el momento que está sucediendo, y saborearán el futuro.
2. Valorar el buen comportamiento - Aunque pueda parecer obvio, pero esto a menudo se pasa por alto. Mostrar a los niños lo que es una persona agradecida. Es muy importante. Que vean ellos como una persona agradece cuando una persona hace algo agradable y que a veces le cuesta.
  • Mostrar el propósito - Si un amigo, por ejemplo, le ayuda a  reparar algo en su casa, explicar a sus nietos que ese amigo hizo una elección y lo hizo de buena manera por ti.
  • Mostrar el valor - Tal vez el amigo perdió un espectáculo que realmente querían ver en la televisión. Explique a sus nietos que aquella persona  puso por encima de todo el  ayudar y  a hacer algo por sí mismo.
  • Mostrar el beneficio - "Hablar sobre en qué medida se ha beneficiado de la buena acción
  • También  puede señalar que el amigo por ayudar  renunció  a ir a su práctica de fútbol ​​a pesar de que a  él le gusta mucho.
3. Voluntarios - Hacer servicio comunitario que permita a los niños ver a las personas que son menos afortunadas. También da a los niños la oportunidad de ser generosos y ofrecer ayuda. "Esta es una manera para que los niños puedan crear y reforzar las relaciones, y que es la principal forma de hacer que los niños sean agradecidos.
4. Pedir a los niños que sean  agradecidos por :-. Si sus nietos  pasan una noche en su casa, la hora de acostarse es un  tiempo de tranquilidad perfecta para pedirles que nombran tres cosas por lo que están agradecidos. Esto llevará a que piensen acerca de lo mucho que tienen y la suerte que tienen.

lunes, 19 de octubre de 2015

Cuento: La abuelita y sus nietos de paseo


Había una vez una abuelita que queria mucho a su familia, tenía 9 nietos el mayor se llamaba Luchito, después venía Luciana, después José Renato, Alvaro( vivían en Estados Unidos), José Miguel ,Ana Sofia ( vivían en España), Daniela, Natalia, Estefanía, y  Maria Paz.   Un dia recibió la visita de sus nietos que vivían en España, ella se puso muy contenta  y decidió invitar a todos sus nietos a ir unos dias al campo donde ella tenia una hermosa casita. 


 Siempre ella y sus nietos salian a jugar al campo, lo que la hacían muy feliz pero una mañana pasó algo que hizo  que ella y sus nietos se asustaran mucho.

Estaban jugando a las escondidas y mientras  Luchito los buscaba, sintió el llanto de una niña; pensando que era Ana Sofía, miró por donde venía el llanto y encontró una casita pequeña casi totalmente cubierta por las plantas.

Miró por un agujero y vio a una niña muy linda que no dejaba de llorar. En ese momento llegó Ana Sofía que también había escuchado a la niña y con su ayuda,  Luchito logró subirse hasta una ventana que tenía barrotes. La niña lloraba sin cesar. Luchito que era muy bueno le preguntó porque lloraba. La niña entre lágrimas les contó que se llamaba Anita y que estaba allí porque un hombre y una mujer la habían llevado a ese lugar donde le iban a dar muchos caramelos  pero  no la dejaban salir, llevaba allí unos días. Les dijo también que en ese momento estaba sola porque el hombre y la mujer  que la habían traído habían salido.

Luchito y Ana Sofía sin pensarlo dos veces decidieron ayudarla.

Lo primero que hicieron fue ir a la casa y avisar a la abuelita Sara. Pero antes dejaron señales para poder regresar sin dificultad.

Al enterarse la abuelita Sara de lo que había sucedido, decidió llamar a la policía y éstos no tardaron en llegar. Guiados por  Luchito y Ana Sofía llegaron al lugar y allí encontraron a la niña que todavía seguía llorando. Pero gran sorpresa esa niña había sido secuestrada días antes y toda la policía la había estado buscando.

Los policías decidieron tomar presos a esos delincuentes; así que se escondieron y cuando regresaban los facinerosos  los tomaron prisioneros y los llevaron a la cárcel. Mientras tanto la abuelita Sara dio aviso a los padres de Anita que presurosos llegaron y encontraron a su adorada hijita sana y salva.
Los padres de la niña quedaron muy agradecidos con los niños y con la abuelita Sara por haber recuperado a su hijita adorada.

Fue una experiencia terrible para la abuelita Sara y los niños, pero les quedó claro y la abuelita Sara les recalcó, que no se debe hablar con desconocidos y menos aún si les ofrecen  regalarles caramelos o juguetes.
Así pasaron los días y llegó la hora del regreso, la abuelita Sara estaba muy contenta de haber pasado unos días con sus nietos y ellos felices y agradecidos de haber pasado  una temporada con la  abuela.
 Y colorín colorado este cuento se ha acabado.






LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

Páginas vistas en total