martes, 23 de febrero de 2010

Cuento Infantil: José, el niño de la aldea





JOSE , EL NIÑO DE LA ALDEA

Había una vez, en una aldea pequeña, un niño que se llamaba José , era un niño obediente y bueno, ayudaba mucho a su mamá en todos los quehaceres de la casa, y no solamente eso sino que todos los días salía a trabajar vendiendo unos dulces que su mamá preparaba. El resto del día lo dedicaba a ayudar a los demás, sobre todo a los más pobres, a cuidar de los animales, y raras veces hacía nada para sí mismo .


Una tarde al regresar de vender los dulces, un malandrín lo estaba esperando escondido detrás de un árbol y sin pensarlo dos veces le quitó el poco dinero que llevaba de la venta y emprendió una veloz carrera. José trató de evitar el robo, pero nada pudo hacer. Muy triste se sentó en el camino y se puso a llorar ya no tendrían dinero para la comida del día siguiente.

Estando ya mas calmado se disponía a regresar a su casa cuando vio una moneda en el suelo que seguramente se había caído en el forcejeo , la recogió y se disponía a guardarla cuando pasó un niño muy pobre que pedía limosna y se la dio sin pensarlo dos veces. El niño, tenía su cuerpo cubierto de harapos pero se le veía feliz , era un ángel que le agradeció y le dijo: sé quien eres tú : te llamas José y vives con tu madre en la aldea vecina, he visto lo que te ha pasado y lo triste que estás, y como se como ayudas a tu madre, lo generoso que eres y todo lo que haces por los demás, te voy a premiar con algo muy valioso que se llama LA FELICIDAD . “Vivimos en un mundo en que no todas las buenas acciones son recompensadas pero de ahora en adelante tu serás una persona feliz, en la riqueza y en la pobreza, en la salud y la enfermedad, no hay nada mas bello que eso. Te ganarás el cariño de todos y serás el orgullo de tu madre. "Toma estas monedas que he recolectado durante el dia y entrégaselas a tu madre.

El niño desde ese momento se sintió feliz, había empezado a conocer y a percibir el amor de los demás y ya no se sentíría triste nunca mas.

Pasó el tiempo y se convirtió en un joven guapo y bueno y se casó con una joven linda y buena también, y vivieron muy felices. Y colorin colorado este cuento ha terminado.
(Maria Luz Novoa)


cuento, infantil, niños, la felicidad,

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

Páginas vistas en total