martes, 20 de noviembre de 2012

Un cuadro hecho por la abuela

Este cuadro lo he confeccionado con todo cariño para mi nieta Ana Sofía. Espero le guste.Representa  al cuento "La cucarachita Martina" sentada en la ventana, pero esta vez representado por una osita y le puede servir para decorar su dormitorio






Este es el cuento de la cucarachita Martina


Pues, señor, esta era una cucarachita muy trabajadora y muy limpia que se llamaba Martina. Un día, barriendo en la puerta de su casa, se encontró un centavo.
“¿Qué me compraré? ¿Que me compraré? ¿Me compraré caramelos? ¡Ay, no, no; que me dirán golosa! ¿Me compraré una prenda? ¡Ay, no, no; que me dirán vanidosa!... Me compraré una caja de polvos.”Y la cucarachita se compró polvos de olor y, muy empolvadita, se sentó en la ventana.Y pasó por allí un torito:
—Cucarachita Martina, ¡qué linda estás!

—Como no soy bonita, te lo agradezco más.

—¿Te quieres casar conmigo?

—A ver, ¿qué haces de noche?

—¡Muuu, muuu!

—¡Ay, no, no; que me asustarás!

Y pasó por allí un perrito:

—Cucarachita Martina, ¡qué linda estás!

—Como no soy bonita, te lo agradezco más.

—¿Te quieres casar conmigo?

—A ver, ¿qué haces de noche?

—¡Guau, guau, guau!

—¡Ay, no, no; que me asustarás!

Y pasó por allí un gallito:

—Cucarachita Martina, ¡qué linda estás!

—Como no soy bonita, te lo agradezco más.

—¿Te quieres casar conmigo?

—A ver, ¿qué haces de noche?

—¡ Quiquiriquíii!

—¡Ay, no, no; que me asustarás!

Y pasó por allí un chivito:

—Cucarachita Martina, ¡qué linda estás!

—Como no soy bonita, te lo agradezco más.

—¿Te quieres casar conmigo?

—A ver, ¿qué haces de noche?

—¡Bee, beeee!

—¡Ay, no, no; que me asustarás!

Ya era muy tarde cuando pasó el ratoncito Pérez:

—Cucarachita Martina, ¡qué linda estás!

—Como no soy bonita, te lo agradezco más.

—¿Te quieres casar conmigo?

—A ver, ¿qué haces de noche?

—¡Dormir y callar! ¡Dormir y callar!

Y la cucarachita Martina y el ratoncito Pérez se casaron.

Al otro día, la cucarachita, al salir para el mercado, le dijo a su marido:

—Ratoncito Pérez, cuida bien la sopa de la olla. Pero no te la tomes hasta que yo vuelva. Espúmala solo con el cucharón. El ratoncito Pérez era muy goloso y, en seguida que la cucarachita se fue, sintió hambre. Se encaramó en la olla y trató de coger una cebolla doradita que asomaba en el caldo, pero, ¡aaaaay!, se cayó dentro. Cuando volvió la pobre cucarachita Martina, buscó al ratoncito por toda la casa y lo encontró completamente pelado, flotando entre los fideos. Salió la cucarachita a la puerta de la casa, y lloraba desconsolada:


—¡El ratoncito Pérez
se cayó en la olla
por la golosinade la cebolla!

¡Y la cucarachita le canta y lo llora!


jueves, 15 de noviembre de 2012

¿ Te sientes anciano, viejo o abandonado? Lee ésto....





Si mueres siendo mayor te recordarán con cariño
Si mueres viejo te recordarán con alivio. ( maría Luz)

Mayor es quien tiene mucha edad,
viejo es quien perdió la jovialidad.

La edad causa la degeneración de las células
la vejez produce el deterioro del espíritu.

Eres mayor cuando te preguntas "¿Vale la pena?,
 eres viejo cuando sin pensar respondes que no.

Eres mayor cuando sueñas
eres viejo cuando apenas consigues dormir

Eres mayor cuando todavía aprendes,
eres viejo cuando ya no enseñas.

Eres mayor cuando consigues hacer ejercicios;
eres viejo cuando pasas la mayor parte de tu tiempo sentado o acostado.

Eres mayor cuando el día de hoy es el primero del resto de tu vida.
Eres viejo cuando todos los días parecen ser el último de tu larga vida.

Eres mayor cuando tu agenda tiene proyectos y obligaciones para cumplir mañana, pasado o la semana que viene;
eres viejo cuando tu agenda está en blanco y solo vives pensando en el ayer.

Las arrugas del mayor son mas bonitas, porque fueron marcadas por la sonrisa.
Las arrugas del viejo son feas porque fueron marcadas por la amargura.

El mayor tiene planes. El viejo tiene nostalgias.

En definitiva el mayor y el viejo pueden tener la misma edad en el calendario, pero edades diferentes en el corazón.

Vive una larga vida como mayor, pero nunca te pongas viejo.



Fuente: Docs.google.com

domingo, 4 de noviembre de 2012

Cuento infantil: La Princesa y el guisante


Cuento infantil:

LA PRINCESA Y EL GUISANTE
 De Hans Chritian Andersen

Había una vez un príncipe que quería casarse con una princesa, pero quería  que fuese una princesa de verdad. En su busca recorrió todo el mundo, mas siempre le encontraba algún pero. Princesas había muchas, mas nunca lograba asegurarse de que fueran verdaderas; cada vez encontraba algo que le parecía sospechoso. Así regresó a su casa muy triste, pues estaba empeñado en encontrar a una princesa auténtica.
Una tarde estalló una terrible tempestad; se sucedían sin interrupción los rayos y los truenos, y llovía a cántaros; era un tiempo espantoso. En éstas llamaron a la puerta de la ciudad, y el anciano Rey acudió a abrir.

Una princesa estaba en la puerta; pero ¡santo Dios, cómo la habían puesto la lluvia y el mal tiempo! El agua le chorreaba por el cabello y los vestidos, se le metía por las cañas de los zapatos y le salía por los tacones; pero ella afirmaba que era una princesa verdadera.

"Pronto lo sabremos", pensó la vieja Reina, y, sin decir palabra, se fue al dormitorio, levantó la cama y puso un guisante sobre la tela metálica; luego amontonó encima veinte colchones, y encima de éstos, otros tantos edredones.

En esta cama debía dormir la princesa.

Por la mañana le preguntaron qué tal había descansado.

-¡Oh, muy mal! -exclamó-. No he pegado un ojo en toda la noche. ¡Sabe Dios lo que habría en la cama! ¡Era algo tan duro, que tengo el cuerpo lleno de moretones! ¡Horrible!.

Entonces vieron que era una princesa de verdad, puesto que, a pesar de los veinte colchones y los veinte edredones, había sentido el guisante. Nadie, sino una verdadera princesa, podía ser tan sensible.

El príncipe la tomó por esposa, pues se había convencido de que se casaba con una princesa hecha y derecha; y el guisante pasó al museo, donde puede verse todavía, si nadie se lo ha llevado.

Y colorín colorado este cuento se ha acabado
FIN


LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

Páginas vistas en total